sábado, 5 de mayo de 2007

► Poema a la muerte de mi madre (2005)

Luciérnaga dormida que negaste al mundo tu canción,
Ya tu luz se iba opacando lentamente, sin más prisa;

Y en el sitio de tu cuarto en que has dejado la sonrisa

El sendero de tu vida se hizo abismo sin razón.


Yo observaba desde lejos, como un niño temeroso,

La manera en que te asías de la espada de tu vida;

Mas la Parca acorazada de tus golpes de reía,

Y una herida ya advertía, en tu brazo tembloroso.


Los titanes de mis cuentos acudieron en tu ayuda,

Mas mi brazo hecho de nervios se negaba a tal hazaña;

Yo sin armas, desde lejos, vi perderse la guadaña

En el pecho de tus sueños, en tu tristeza desnuda.


Ya se partía tu espada; tu armadura se quebraba;

Ya tu respiro cedía en el calor de la batalla;

Vi tus murallas caer, madre sola, madre Troya;

Yo sin armas, desde lejos, silencioso te miraba.


Nacerás entre mis manos como una brizna de hierba;

Como el soplo arrepentido de algún viento socarrón;

Estarás en mi poesía, vivirás en mi canción;

Nacerás como ha nacido cada flor entre la hiedra.


Brotarás de mi recuerdo como lluvia en mediodía;

Como aroma de un capullo que, cautivo, se cerraba;

Y pensar que te nos ibas, y yo sólo te miraba;

Amazona de la noche... luna nueva de mi vida.

5 comments:

antonio dijo...

Precioso el poema. Son momentos que recuerdan cuando mi madre, hace ahora cinco años, se marchó, de forma repentina. Saludos.

Antonio.

miniaturista dijo...

Me ha gustado mucho, mi madre acaba de fallecer y no soy capaz de conciliar el sueño, ha sufrido mucho fisicamente, pero sobre todo sentimentalmente,había aceptado perderla fisicamente porque contaba con 91 años, pero ese sufrimiento y todo lo que ha rodeado a su muerte se ha llevado una parte de mí con ella.
Te felicito por el poema y pido una oración por mi madre.
Un abrazo
Maite

miniaturista dijo...

Me gustan estos poemas,dedicatorias a los que nos dieron la vida.
Mi madre acaba de fallecer el día 1 de este mes, hace poquitos dias.
ha sufrido mucho no solo fisicamente que es natural, lo menos agradable y que me ha dejado rota son los sufrimientos de los sentimientos,los psicológicos, cuando duele el alma.
Le he hecho un homenaje en mi blog:
http://miniaturista-minisypx.blogspot.com.es/
Muchas gracias por tus escritos que nos ayudan a serenarnos.
Un abrazo
Maite

Datos Personales: dijo...

Gracias Antonio. Te mando un abrazo grande, y disculpá que no respondiera antes, pero estuve fuera de este blog durante un tiempo.

Datos Personales: dijo...

Gracias Maite, te deseo lo mejor y estoy seguro que con el tiempo el dolor se irá haciendo más soportable. La pérdida de una madre es algo que te marca, la mía falleció muy joven, a los 49 años, pero con el tiempo, el recuerdo queda y el dolor va mermando poco a poco. Creo que el mejor homenaje que podemos darle a nustras madres que ya no están, es ser felices y vivir una vida plena. Es lo que ellas querrían para nosotros :) Te mando un beso grande!